Estilos educativos

23/08/2017
Actualidad:   Actualidad
Estilos educativos coaching adolescentes

Hace unas semanas, en un taller que impartí a padres de adolescentes en un colegio de Madrid, una madreme preguntó: “¿Hay algo que podamos hacer los padres para proteger a nuestros hijos en esta época tanconvulsa?” La respuesta fue clara: “Si. Educar en el más amplio sentido de la palabra”.

“Creo que en lo que nos convertimos depende de lo que nuestros padres nos enseñan enlos ratos perdidos, cuando no están tratando de enseñarnos. Estamos formados porpequeños trozos de sabiduría.” Umberto Eco

Pequeños errores de niños, grandesfracasos de adultos

No sé si os he dicho que mi trayectoria profesional comenzó como empresaria. Formé mi propia empresa y metuve que enfrentar durante mucho tiempo a la gestión de los recursos más valiosos que tenía: los de misempleados. En aquellos momentos empecé a darme cuenta de las lagunas que muchos adultos tenemoscuando nos enfrentamos a un trabajo. Lagunas que no tienen que ver con la formación académica sino con laseguridad y la personalidad formada en los primeros años de nuestra vida.


Estilos educativos

No soy yo la única persona que ha puesto de manifiesto la importancia que tienen los estilos educativos delos padres en el desarrollo de la personalidad de los hijos y en las conductas que éstos van a tener cuandoalcancen la edad adulta.

El llamado estilo educativo está formado por dos elementos principalmente: el apoyo y el control (o lasnormas). El apoyo que ofrecemos a nuestros hijos les hace sentir queridos, aceptados e integrados en elnúcleo familiar. El control o las normas se convierten en la guía o la referencia a la que van a acudir cuando nosepan qué hacer o no encuentren el mejor camino a seguir.


Clasificación de estilos educativos

Hay diferentes estudios y diferentes denominaciones para clasificar los estilos educativos. Yo quiero compartir con vosotros mi clasificación:


Autoritario:

No se tolera el error, el castigo, órdenes y gritos están presentes permanentemente en su forma de educar. En su lenguaje utilizan frases del tipo “Porque lo digo yo” Los resultados suelen ser hijos inseguros, conformistas, poco creativos y resentidos.


Permisivo:

No hay límites y existe una baja exigencia. Terminan haciendo las obligaciones del menor para evitar el conflicto. En su lenguaje utilizan frases del tipo “haz lo que te de la gana” Los resultados suelen ser hijos impulsivos, exigentes y tiranos que dominarán muy bien el chantaje emocional.


Conferenciante:

Los padres se ponen como ejemplo y modelo ante sus hijos. “Yo a tu edad…” Utilizan los sermones en bucle sin escuchar al menor. Los resultados suelen ser hijos desmotivados, pasivos y sordos ante lo que les dicen.


Sobreprotector:

Los padres confunden el miedo con la precaución. Miedo a que se equivoquen, miedo a que les hagan daño. Miedo, miedo, miedo… Utilizan frases del tipo “No corras que te vas a caer” Los resultados son hijos inseguros y dubitativos que van a necesitar siempre la aprobación de alguien para hacer algo.


Zen:

Han caído en el hábito de restar importancia a los problemas de sus hijos, porque los comparan con los suyos, con frases del tipo “eso es una tontería” . Nunca pasa nada, no existe la frustración. Los hijos crecen sin desarrollar la empatía y suelen ser emocionalmente fríos.


Generativo:

Los padres escuchan no solo las palabras sino que además captan los sentimientos y necesidades detrás de las palabras. También respetan y aceptan al adolescente tal y como es, sin etiquetarlo por lo que hace, ni juzgarle. Una cosa es la identidad y otra muy distinta la conducta. Las normas y límites existen y son más fáciles de consensuar o establecer tras la escucha activa. Equilibrio entre cariño, escucha y disciplina. Los padres generativos usan el 80% del tiempo en escuchar y el 20% en hablar. Conversaciones para construir no para destruir. Padres generativos, hijos emocionalmente estables y con recursos. Tienen autoestima y autonomía personal, toman decisiones y saben decir NO a los comportamientos de riesgo.

Te animo a que reflexiones sobre tu estilo educativo y sobre las consecuencias que puede tener en el futuro de tus hijos. Es cierto que normalmente en todas las familias existe una combinación de varios estilos educativos, pero no es menos cierto que SIEMPRE hay uno que predomina.

En nuestros talleres enseñamos a los padres las herramientas para aprender el estilo generativo porque estamos convencidos de que es el más eficaz.

Si eres consciente de los errores que puedes estar cometiendo, puedes ser consciente de la manera de remediarlos y corregirlos. Es la educación de tus hijos. Merece la pena reflexionar sobre ello ¿no?





SUSCRÍBETE A NUESTRAS NEWSLETTERS

Otro 1
Finalista
Otro 2
Otro 1
Finalista
Otro 2
C/ Atenas, N°2. Oficina K.
28224 Pozuelo de Alarcón. Madrid. Tel. 910 864 777